Horóscopo de las Hadas


Según los griegos, las hadas eran seres que descendían de tres diosas relevantes de su religión, con el tiempo, se reprodujeron de tal manera, que dieron origen a una numerosa cantidad de seres femeninos,  que habitaban en ríos, lagos, bosques, etc., por lo que fueron tomando distintas formas, (animales pequeños o de humanos)  distintos  tamaños, (median entre 60 cm., y 1 metro), y también, distintas cualidades.

Para ellos, la tarea de las hadas era la de conducir el destino del hombre, y proteger el nacimiento de las mujeres.  Este es uno de los conceptos que parece más acertado con respecto al origen de las hadas, pero muchos creen que estos seres habrían aparecido mucho antes de que se levantarán los mares y las montañas, mucho antes de la creación misma.
Se distinguen hadas buenas y hadas malas, las primeras son las que entregan semillas de trigo y pan a la gente necesitada y a los seres humanos favoritos. Estas hadas son muy amables y amistosas con todos aquellos capaces de brindarles favores, aunque si por cualquier motivo se sienten enfadadas, pierden inmediatamente su buen humor y su amabilidad.

En el mundo de las hadas existen numerosas variedades, dentro de las hadas del cosmos se encuentran las hadas zodiacales. Estas hadas son pura energía, que proviene de los planetas que le dan origen, trayendo a la tierra los dones que provienen del lugar de donde se originaron.

Al nacer cada persona recibe el poder de las hadas zodiacales, conjugando, entre la Solar, que se origina del Sol, que es la que está en el propio signo, y la que proviene del planeta regente, que dará origen al Hada Madrina Zodiacal o Hada Regente.

Estas dos hadas, la Solar y la Regente, son las que brindan dones especiales a todos aquellos que han nacido dentro del mismo signo zodiacal. También suele ocurrir que hay signos a los que acuden tres hadas, dos son Regente, y otros signos como en el caso de Leo, el que acude a una sola, a la Hada Solar.

No siempre es posible entrar en el mundo de las hadas, ya que en muchas ocasiones, estas ponen barreras en el camino de los seres humanos, y antes de entrar a ese mundo serán probados y analizados, para conocer de esta manera, la naturaleza, el humor y sobre todo los propósitos de pureza.

Los seres humanos no pueden ver a simple vista a las hadas, salvo que estas estén absortas en sus trabajos o diversiones, en este caso se las podrá observar bajo distintas apariencias, desde hadas muy bellas que irradian luminosidad transparente  hasta en ancianas horribles, con jorobas y con verrugas, pasando también por diferentes formas como aves, plantas, cabras y hasta se manifiestan como ráfagas de viento.

Las hadas se clasifican en:

Hadas de la Tierra y del Aire, son enigmáticas y atractivas, sus cuerpos son armónicos y hermosos.

Hadas del Agua, son seres muy seductores, ellas atraían con su canto a los marinos y pescadores, seduciéndolos de tal manera, que eran capaces de estrellarse contra las rocas o naufragar.

Hadas domésticas, dentro de las que se encuentran las Hadas Blancas, que son las menos vistas en los últimos tiempos, ya que no se han adaptado a la vida moderna, son generosas, y aparecen solo cuando besan a un niño; y las Hadas Verdes, si bien en sus primeros tiempos vivían en bosques, en la actualidad son capaces de seducir a los hombres de los asentamientos.

Ellyllon, son hadas muy pequeñitas y sutiles, se alimentan de una sustancia cremosa que es segregada por un liquen que crece en los huecos de los robles.

Hadas malévolas o brujas, tienen un aspecto horrible y son muy malas.
El horóscopo de las hadas, además de ofrecer los dones, ofrecen características del temperamento, que será necesario manejar muy bien, para que no se trasformen en defectos, ya que se pueden utilizar tanto para el bien como para el mal.

Compartir en las redes sociles