Horóscopo Azteca


Las tribus americanas más importantes, como la de los Mayas y de los Aztecas dieron origen a una astrología totalmente distinta a la Occidental o a la China, aunque se puede decir, que entre ellas existen puntos en común como la Luna, el Sol, la Tierra, la agricultura, etc.

El horóscopo azteca, es el zodíaco que fue creado por esta civilización antes de que llegaran los conquistadores españoles. Este horóscopo que no es muy fácil de interpretar, fue copiado del calendario astrológico de los mayas, que fue encontrado luego de la destrucción de México. Este calendario tenía la forma de un disco de piedra. En este disco se representaba la lucha contra el  pesimismo y la desesperación indígena. Por intermedio de unos mensajes celestes. De esto surge la importancia que estas culturas les otorgaban al paso de los cometas, a los eclipses, a los terremotos, etc.

Se cuenta que, lo que hoy se conoce como Calendario Azteca o Piedra del Sol, fue tallada 42 años antes de la caída de Tenochitlán, en una piedra de basalto de olivino. Se dice que esta piedra fue traída de la falda de la sierra grande de Cuyuacán, y que fue trasladada con gruesas sogas hasta colocarla donde después fue tallada.

Esta piedra fue redescubierta 231 años después, el 17 de diciembre de 1790, cuando se estaba nivelando el terreno de la Plaza Mayor donde había sido colocada en un principio.

Esta piedra pasó a ser el símbolo elegido por la colonia para demostrarle a toda Europa la grandeza de los pueblos conquistados. Hoy esta piedra está ubicada en el lugar central del Museo Nacional de Antropología e Historia, y se necesitaron 30 días para sacarla de la base de cemento que en aquellos días le habían hecho.

La visión que tenían los pueblos de la antigüedad está representada en esta piedra. Muestra a través de sus símbolos, la creación del mundo y la visión que se tenía de él entre las cosas. En ella aparecen los días y los años, así como también la trayectoria de Venus. También se puede encontrar en esta piedra el paso de los cometas, es la descripción de ese tiempo, es una clara guía astrológica de la cultura mexicana, que guarda, aún hoy, numerosos secretos.

En ella se encuentran grabados cuatro símbolos sagrados mexicanos, el cuadrado, el círculo, el punto y el quincunce. En su centro está representado el Sol como unidad creadora, el año y el tiempo están simbolizados por dos serpientes de fuego que clavan sus colas en la parte superior del disco.

Este horóscopo tiene en cuenta la posición del Sol y de la Luna, considerando que ejercen influencia en el momento en que nace una persona.

Los sacerdotes aztecas, ya desde esa época, acostumbraban a calcular el destino de una determinada persona de un modo muy similar al que se utiliza actualmente con la carta natal.

El horóscopo azteca moderno está conformado por doce signos, encarnados en animales, vegetales, o en algún objeto. El año en el horóscopo azteca comienza en febrero, y con una combinación aproximada entre los tres calendarios azteca, el Solar, el Sagrado y el Venusino y las fechas que se corresponden con el calendario moderno, se puede interpretar y hacer uso de este calendario azteca, en el cual se cambiarán los números por los nombres del horóscopo azteca propiamente dicho.

La vida es el primer elemento del horóscopo Azteca y se la representaba con la figura del caimán, a este le continúan la casa, la flor, la serpiente, el ciervo, el jaguar, la caña, el conejo, el águila, el mono, el pedernal y el perro. Dentro de un mes, cada fecha es un signo distinto, y como se dijo, comienza por el caimán, que por lo tanto corresponde al primer signo del horóscopo y empieza el 4 de enero, al día siguiente, el 5 de enero, le corresponde el signo de la casa y así continúan por los demás signos.

Compartir en las redes sociles